lunes 15 de febrero de 2010

PORTAL, Swarth (Profound Lore, 2009)

Creo que no he sido lo suficientement enfatico al manifestar mi desazon con la actual escena death metal. Gran parte de los seguidores de este genero parecen haber migrado hacia pastos mas mierdosos como el de la movida metalcore o el deathcore. Ninguno de los dos subgéneros me cuadra. Y de las bandas que tocan death metal puro, ninguna me ha entusiasmado en los últimos tiempos. Todos parecen estar resignados a re-escribir los mismo temas monótonos que fueron ejecutados mucho mejor por los progenitores del genero. Bueno, me corrijo, ninguna banda me ha entusiasmado excepto Portal de Australia. Su disco Swarth es una verdadera cachetada a todos los imbéciles que creen que el death metal empieza y termina con Deicide. Es una troleada fogosa a todos los que creen que el death metal melódico de In Flames es el sucesor del death metal original.

La proposición de Portal es original aunque sónicamente no rompe ningún esquema. Para empezar los riffs parecen haber sido paridos en el mismísimo averno. Los riffs parecen complicados, de hecho parece que las guitarras estuvieran siendo tocadas de cabeza. El sonido de ellas se retuerce mismo gusano en una sarten y se mueve a una velocidad bastante extraña. Del mismo modo la batería es apaleada de un modo primitivo y con una técnica que es cavernícola y diestra a la misma vez. The Curator, asi se le conoce al vocalista, tiene una voz de ultratumba que va mucho mas alla de lo que puede ser sugerido por el adjetivo ‘gutural’. Y de la pinta de ellos que te podemos decir, mejor, aquí les va una foto…

((Swarth))