sábado 8 de octubre de 2011

MUTANT SUPREMACY, Infinite Suffering (Auto-Edicion, 2010)

Notese especialmente la diferencia en produccion entre este disco y el resto de sus contrapartes death metaleras. En Infinite Suffering parecen existir espacios vacios, cierta distancia entre instrumentos. Estos suenan explayados y respiran como si hubieran sido mezclados en galaxias diferentes.

No existe aqui la compresion tan tipica del death metal una vez producido tepidamente en los estudios Morrisound de Tampa, ni el mugriento y regordete almohadazo de los discos suecos de ya sabemos cuando. Tampoco existe aqui el pulido brillo sanitario requerido por el death metal tecnico y melodico.

No, como Mutant Supremacy tocan death metal salvaje, hasta cierto punto informado por el thrash mas iracundo, lo que estos neoyorquinos requerian era un sonido crudo y real. Algo que los hiciera sonar como si estuvieran tocando aqui, en esta misma habitacion.  Algo que los hiciera sonar en vivo. Algo que los hiciera sonar como si NO hubieran sido producidos.

Notese por ejemplo la bateria y sus platillos. La tarola hueca y ese doble bombo que ametralla. Ademas las guitarras se redoblan en riffs noventeros y solos histericos de melodias muertas. La voz es gutural, en tipica onda. Pura bilis. No es este post un intento en destacar unicamente la produccion de Joe Cincotta (soundman de Suffocation), de hecho creo yo que esta dividira a la audiencia, pero al escuchar este album debut, es muy obvio que hay algo muy diferente entre esta banda y las demas de su genero. Y no estamos hablando precisamente de la musica. 

((Sufrimiento Infinito))

1 Comentarios:

Anónimo dijo...

Mola la reseña.

Pues a ver que tal!

Graciaaas!