Mostrando entradas con la etiqueta shoegaze. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta shoegaze. Mostrar todas las entradas

martes, 17 de enero de 2012

VOM, Primitive Arts (At War With False Noise, 2009)

La musica de Vom esta tan recargada de sonidos que por ciertos lados la empataran con la densa onda expansiva de grupos del talle de Hey Colossus y Bong.

Los tonos altisonantes y repetitivos los alejaran de las efervescientes canteras del  metal, pero la intensidad de Primitive Arts podria ser para muchos el elemento por el cual su sonido tiene perfecto appeal para esas masas, sobre todo a los que se avientan a las corrientes menos ortodoxas del metal.

Escuchando el disco es muy obvio darse cuenta de porque se titula como se titula; lo que Vom hacen es musica visceral, facilmente entendible desde el punto de vista neurologico de un cavernicola. El tema "Flash Gordon" por ejemplo es una genialidad tribal, la composicion parece machacar ideas sin forma, al mismo tiempo que repite un mantra percusivo y sutilmente lo adorna con un bajo que parece salir del mismo averno.

Primitive Arts comienza con "Turkish Delight", para comfort de las masas tachemos el corte de post punk instrumental.  La cancion no tiene ritmo; reina un bajo viscoso y un ritmo de bateria que pega dos golpes una y otra vez. Por encima hay una guitarra aguda, tajando lados y siendo el contraste sobre las voces escondidas que quien sabe que ideas macabras cuajaran. "Turkish Delight" es solo un esbozo de la intensidad de temas posteriores. Justamente ahi el album se clava en aguas mas turbias, espesas ideas comunicadas bajo espesas ideas musicales, repeticion krautrockistica, libertad expresionista y experimentalista, ecos post punkistas, aromas de oxido industrial y embrujo con el morbo gotico.

((Artes Primitivos))

viernes, 12 de junio de 2009

AMESOEURS, S/T (Profound Lore, 2009)

Por un momento imaginémonos que el black metal es un genero de almas tiernas, sentimientos melancolicos, boquitas tristonas, lagrimas amargas, cachorros apachurrables, gatitos lindos, nubes cargadas, frio artrítico, mujeres que equivocadamente cantan la opera encima de una canción de rock… Si asi fuera, Amasoeurs serian los Beatles del black metal. Pero como no es asi, y el black metal aun pertenece a una generación frustrada, inmadura y pajera, Amesoeurs no son mas que una pequeña banda de Francia cuya música solo ofrece pinceladas de furia satanica.

Si es que Amesoeurs son respetados en circulos del black metal es por que la banda comparte miembros con bandas de la extrema derecha como Peste Noire, cuyo racismo es tan ignorante y descarado, que son adorados en ciertos círculos radicales. Porque si fuera solo por la música Amesoeurs serian tachados de mariconcitos por la movida black. En fin, cada imbécil con su imbecilada. Lo cierto es que este álbum de Amesoeurs es el puente entre el melancolismo del post punk, las notas borrosas y chorreadas del shoegaze y la ocasional rabia iracunda del black metal.

La vocalista Audrey Sylvain tiene una voz bella, y cuando ella canta el mundo se llena de rosas y los pajaritos cantan. Ademas la banda toca temas de medio tiempo, con texturas tersas y aires tristones. La lluvia y los suicidios que ese clima acarrea, nunca paran en el mundo de Amesoeurs, pero para cambiar de humor hay que cambiar de ritmo, y Amasoeurs ocasionalmente se embarcan en un sonido black metal que es mucho mas standard. Claro, esta todo bien tocado, impecable, y aun asi, a la velocidad de la luz, la melancolía queda.

((Amantes del Circulo Polar))